Linux se mueve

Linux es un SO que hasta hace poco, pasaba desapercibido para una gran mayoría. Y puede que aún lo siga siendo; sin embargo, lo que muchos desconocen es que posiblemente lo estén usando a diario. Si tienes por ejemplo un móvil con Android, entonces estás usando Linux.

penguin Tux, the Linux Mascot

Tux, la mascota de Linux (Wikipedia)

Mientras que a nivel científico, académico y empresarial su uso está bastante extendido, sigue habiendo un nicho al cual se le resiste el SO del pingüino, me refiero al de la masa de usuarios finales (los consumidores para que nos entendamos). Un nicho que sigue estando dominando por el SO de Microsoft, Windows. Sin embargo, esta tendencia está empezando a cambiar en los últimos años.

No hay un único indicador que nos permita identificar este cambio, pero por citar algunos diría por ejemplo:

  • El fracaso de Vista: ya es conocido por todo el mundo el fracaso que supuso el SO sucesor del Windows XP. Se depositaron muchas esperanzas pero termino siendo un fiasco sobre todo, debido a que se trataba de un producto sin terminar y poco optimizado. Esto provocó que se prestará más atención por parte de los usuarios a otros SO como alternativa, destacando Ubuntu.
  • Ubuntu: una distribución que partiendo de la base de Linux, trata de ofrece un desempeño funcional cercano al de Windows. Su sencillez hizo que más de un@ lo probase sobre todo tras el fiasco de Vista, lo que aumentó considerablemente su popularidad. Cuenta además con el respaldo de un multimillonario que fundo una compañía, Canonical, con el objetivo de dar soporte al SO. Y de momento no les ha ido mal.
  • Android: un SO basado en Linux pero destinado a los dispositivos móviles. Y quizás hasta ahora, el mayor nicho de crecimiento de Linux. Quién diría hace unos años atrás, que tod@s terminaríamos llevando al pingúino en nuestros bolsillos (o la gran mayoría por lo menos en España).

Pero a pesar de todo esto, su crecimiento aunque imparable, sigue siendo lento en comparación con otras plataformas como MacOS y eso que está última solo corre sobre su propio hardware a diferencia de Linux.

Entonces, ¿acaso Linux no es un buen SO?, ¿no es seguro?… muchas preguntas se nos pueden pasar por la cabeza, pero nada de eso parece ser, o por lo menos para el usuario doméstico. Y ¿qué puede ser que no le guste a un usuario doméstico del SO Linux? Bueno, sin hacer un estudio científico y avalado, me atrevería a decir que una gran mayoría diría que los VIDEOJUEGOS.

Sí, es ese el principal problema que tiene Linux a nivel doméstico. Si un usuario no puede jugar a su juego favorito, Linux será descartado desde un primer momento, o por lo menos, eso había ocurrido hasta ahora. La única opción que tenían estos usuarios era en tal caso si no querían depender de Windows, usar Wine, un conjunto de librerías que permitían “integrar” parte del SO Windows en Linux (ya que realmente no emulaba), permitiéndo la instalación de juegos; sin embargo, seguía sin ser una opción definitiva.

SteamPero toda esta historia puede que dé un vuelco de 360º a partir de ahora. Valve, una de las compañías desarrolladoras de videojuegos más importantes del panorama actual, lanzó el mes pasado Steam para Linux. Steam es un plataforma o suerte de tienda virtual que permite comprar y descargar videojuegos. Con este lanzamiento, se abre la puerta a grandes títulos tales como Left 4 Dead 2, Team Fortress 2, Serious Sam 3… teniendo en cuenta el éxito de esta plataforma en su versión sobre todo para Windows, no sería extraño que en poco tiempo Linux adquiera una mayor popularidad.

Sólo el tiempo lo dirá, pero según la estadísticas de los primeros días de uso, ya se ha confirmado un incremento del nº de usuarios que utilizan la plataforma desde el SO del pingúino.

Anuncios